PULMONES QUE MATAN

La cultura del transplante de órganos en el mundo tanto en México como en el Mundo es poco valorada y se hace poco por tratar de impulsarla, lo que ha provocado el tráfico ilegal de los mismos. Muchos estamos a favor de regalar vida cuando nuestros órganos ya no nos son útiles, sin embargo la nota que a continuación les voy a comentar abre la puerta a un debate interesante.

Lynsey Scott, quien sufría fibrosis cística, recibió en febrero de 2009 un trasplante doble de pulmón de un donante que fumó durante 30 años. Scott murió en julio de neumonía; esta mujer britanica de 28 años recibió el  trasplante de pulmones por parte de un donante fumador sin saberlo, y es precisamente esto lo que quisiera discutir, pues de principio el paciente que recibe un transplante debe saber que el órgano que recibe no es completamente nuevo, y el hecho de que la familia se enterara posteriormente que el donador era un fumador no lo hace distinto, no creo que Scott a sabiendas de eso se hubiera negado a recibir los pulmones.

Cierto es que el donador era fumador, pero también debió ser cierto que los pulmones se encotraban en estado suficientemente aceptable para ser transplantado. Yo creo que la muerte ya estaba en el camino de Scott y tarde o temprano la hiba a alcanzar, pero desde mi punto de vista no serviría de nada que el paciente recibiera mayor información de la vida que llevaba el donador cuando un transplante en sí mismo representa esperanza de vida.

Keeponrockin’

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s