NI FRÍO NI CALOR

Qué sería de nosotros en una tarde calurosa de verano, atrapados en medio de un tráfico infernal, o en noche de invierno si alguien no hubiera tenido la ‘Gran Idea’ de poder controlar la temperatura de un espacio, así se invento el aire acondicionado y la calefacción.

La forma mas antigua consistía simplemente en manipular la temperatura del agua y transportarla a través de aire o gravedad.

En 1880, el Madison Square Theatre de Nueva York gastaba cuatro toneladas de hielo cada tarde para enfriar su sala. El primer aire acondicionado fue patentado en 1902 por el estadounidense Willis H. Carrier; cuatro años más tarde, Stuart Crawer, también de Estados Unidos, le añadió un filtro contra el polvo.

En 1892, Rookes Evelyn Bell y John Dowsing patentaron en Londres un radiador eléctrico, y en 1937 apareció el primer calentador de aire ideado por el alemán Bruno Eck.

No cabe duda que una gran idea puede ser mejorada y salvarnos de morir asados o congelados por las inclemencias del tiempo.

Keeponrockin’

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s