ROMPIENDO EL HIELO

¿Les suena algo conocido como la Guerra Fría? Pues parecía que ni el cambio climático podría con el témpano de hielo que se había interpuesto entre EEUU y Cuba, después de que la revolución de Castro triunfara en 1959.Quién diría que llegaría el día en que veríamos a un presidente de Estados Unidos estrechar la mano de algún Castro en tierras cubanas, o mejor aún, que un Castro ofrecería una cena en honor al líder del “imperialismo Yankee”, pero este lunes sucedió regalándonos más de una imagen para la posteridad.

  
Quienes estuvieron invitados a esa histórica conferencia de prensa, en la que por primera vez se vería en televisión al ‘dictador’ postizo cubano responder preguntas de periodistas nacionales y extranjeros en vivo, afirmaron que la tensión de aquel salón del Palacio de la Revolución de La Habana podía cortarse con cuchillo. El punto más álgido llegó cuando el cubano fue cuestionado por el cautiverio de presos políticos, respondiendo en tono altamente irritado al periodista incomodo: “Dame la lista ahora mismo de los presos políticos para soltarlos. Menciónala ahora, dime el nombre o los nombres”.

De pronto, esa sala de prensa dejó de serlo para convertirse en una cancha de tenis, un ir y venir de declaraciones, en el que aún sabiendo que nadie ganaría tenía al público al borde de la butaca. Un insidioso saque de Obama presionó a su lado contrario al hacer señalamientos sobre presos políticos cubanos, derechos humanos y libertades políticas, pero un revés de izquierda de Raúl Castro arremetió contra el americano al decir que era inconcebible que un gobierno no le garantizara a su gente atención sanitaria, educación, alimentación y seguridad social (punto para el de la isla).

No cabe duda que este es un momento que la historia atesorará. Y en mi opinión, aunque el tema de los presos políticos cubanos es importante, yo creo que los cubanos en la isla están más preocupados por con la carencia de productos básicos.

Keeponrockin’✌🏼️

Anuncios

HACE 10 AÑOS, 1 DÍA

Cada año el 11 de septiembre se recuerda como el día en que la historia del mundo cambio, ayer todo mundo se preguntaba y recordaba, qué hacías el 11 de septiembre de 2001, en Nueva York parecía haber comenzando el fin del mundo y muchos -como yo- ante el televisor mirábamos con asombro y terror la caída de dos de los edificios más icónicos del mundo occidental y desde luego de Estados Unidos, Las Torres Gemelas.

Un día después, surgieron las teorías de conspiración, los simbolismos que presagiaban el fin del mundo, los augurios de una Tercera Guerra Mundial, y hoy diez años y un día más tarde de aquel en el que la historia cambio, seguimos aquí.

El mundo si cambio, desgraciadamente para mal, los actos terroristas de aquella mañana desataron una guerra que aún el día de hoy sigue cobrando vidas de civiles, que por mucho rebasan el número de aquellos que hoy se recuerdan en el 9/11 Memorial; motivaron al menos 2 actos terroristas más, uno en Lóndres y otro en Madrid; el ser musulmán se volvió sinónimo de terrorista; el antiamericanismo renació y avivó el resentimiento de muchos en contra de nuestros vecinos gringos.

Definitivamente el 11-S es un punto de referencia para el anecdotario de nuestras vidas, por lo menos para aquellos que lo vivimos de manera más consciente que otros, y más allá de los efectos políticos, económicos y sociales que produjo siempre será reprobable cualquier atentado en contra de la vida seres inocentes cuyo único delito fue estar en el lugar y hora equivocada, y aunque sea diez años y un día tarde quiero dedicar este post a la memoria de las victimas y en especial de los mexicanos fallecidos en las Torres Gemelas de NY.

Keeponrockin’

VACUNA GAY

Después de ver desfilar, o ‘marchar’ -como Ustedes prefieran- el pasado sábado, a un titipuchal de homosexuales sobre la Avenida Reforma con motivo de la XXXIII Marcha del Orgullo Gay, cómo negar que existen y cada vez son más.

Pues en el marco de los estos festejos habrá que destacar que aun el día de hoy existan culturas en las que los homosexuales son considerados enfermos que pueden ser curados, así sucede en China, los gays chinos son víctimas de tratamientos que supuestamente “curan” su orientación sexual, en forma de terapias y medicamentos considerados una estafa tanto por el colectivo como por los sexólogos.

“No se puede decir que curemos al cien por cien a la gente. En teoría es así, pero nadie nos creería si lo dijéramos así”, señala una de estas clínicas en conversación telefónica en el documental “Tratamientos que curan”, dirigido por el cineasta y actor gay Xiaogang Wei y disponible en la página web Queercomrades.com.

En un país en el que todavía se discrimina a los homosexuales a pesar de su acelerada apertura, éstos siguen escondiendo su condición a sus familias hasta el punto de contraer matrimonio para acallar los rumores, por lo que son sus esposas las primeras demandantes de estos tratamientos, seguidas de otros familiares.

“Los tratamientos por una hora pueden costar a partir de 300 yuanes (32 euros o 46 dólares) sólo por charlar”, explica Wei, quien recuerda que un hospital de la ciudad oriental de Nankín (Nanjing) clamaba falsamente haber “curado a más de 300 gays”.

En China la homosexualidad se consideró una enfermedad mental hasta 2001, cuando empezaron a aflorar estas clínicas privadas para tratar a aquéllos que expresaran su deseo de cambiar de orientación.

Zhang, autor del libro “Amor homosexual” (1994), asegura que los tratamientos actuales para curar la homosexualidad son “una pura estafa”.

Un 80 por ciento de los más de 30 millones de gays chinos sienten depresión y pánico debido a su condición, por lo que el mercado potencial para estas curas fraudulentas es alto.

Si esto sucede en China, una de las potencias económicas mundiales, que podemos esperar de nuestro México.

Keeponrockin’

HISTORIA DE TERROR VERANIEGA

La siguiente historia es real, no intentes reprimir ninguna risa por muy incorrecta que te resulte, pues ante tan impactante y ‘desgarradora’ historia puede ser que no seas al único que le suceda.

Era el año de 2007 en el mes de junio, Abbey Taylor, en ese entonces de 6 años, nadaba con su familia en la piscina local -una escena típica de verano- cuando el día llego a su fin, sus padres la llamaron para decirle que era tiempo de irse, se dieron cuenta de que no se veía muy bien. Tambaleándose, Abbey se puso de pie en el chapoteadero, dio unos pasos de lado y cayó.

No había rastro de sangre, sin embargo Abbey se quejaba de un dolor de estómago. Horas más tarde, después de una cirugía realizada porque los doctores pensaban era un desgarre rectal, sus padres recibieron la devastadora noticia: Abbey había quedado sin entrañas.

Su intestino delgado fue arrancado de su cuerpo por la succión de un desagüe descubierto de la piscina.

Aunque ella luchó durante nueve meses y pasó por 16 cirugías, incluyendo trasplantes de hígado, intestino delgado y páncreas, Abbey murió el 20 de marzo de 2008.

Se que te angustia y dudas de la veracidad de esta historia, pero créeme, si sucede. Quedar atrapado en el desagüe de una piscina puede ocurrir cuando el cuerpo o traje de baño del nadador se queda enredado en una rejilla o drenaje defectuoso, provocando que el nadador se ahogue o quede lesionado gravemente. Los accidentes de desagües de albercas no pasan a menudo, pero pasan.

Así que por favor si quieres conservar tus vísceras toma en cuenta las siguientes recomendaciones que nos proporciona la Comisión de Seguridad de los Productos del Consumidor de Estados Unidos (CPSC, por sus siglas en inglés):

  • Si tienes una piscina en casa, asegúrate de que las cubiertas del drenaje estén instaladas correctamente. Revísalas con regularidad para asegurarte de que no estén rotas o falten.
  • Si acostumbras ir a albercas o spas, aboga por revisiones periódicas de un inspector de seguridad calificado. Puedes recordar a los administradores de las albercas que darle un mantenimiento adecuado a las cubiertas de desagüe es su obligación.
  • Si nadas en una alberca y no sabes si fue inspeccionada, es mejor mantener a los niños alejados de los desagües, tuberías y otras aberturas. Explícales que no deben acercarse a salidas o entradas de agua, no vaya siendo que les de el síndrome de Abbey.
Keeponrockin’